psicologiaMuchos de ustedes saben que escribo: lo hago todos los días. Sentarme en mi computadora y apretar esas teclas es de las cosas que más disfruto. Ya hace años que vengo atormentando a mis seguidores de Fecebook con mis escritos breves sobre diferentes cuestiones de la vida cotidiana del consultorio.

En general lo que hago, es escribir pensamientos y reflexiones sobre lo que voy observando del padecimiento humano. Para sorpresa mía, los relatos siempre fueron recibidos con entusiasmo entre mis lectores. Se arman debates, la gente opina, es decir: los escritos enganchan y entiendo, por las devoluciones que tengo, han sido útiles para la resolución de problemas o han ayudado a pensar a mucha gente. Son textos simples, casi sin palabras del gremio, de la psicología. La idea es que sea entendida por todos. Eso es lo que me importa.

Cuando uno hace divulgación, corre el riesgo de perder rigurosidad académica o conceptual y simplificar demasiado los asuntos que se plantean. Pero bueno, todo no se puede, decido perder “algo de prestigio académico” y que lo que escribo se comprenda. En todo caso, mi prestigio en relación a lo que hago, lo deben evaluar mis pacientes en función de sus resultados… lo demás -como decía el libertador José de San Martin- nada importa. Bueno, aquí van a encontrar de todo, espero disfruten la lectura.